El diseño de interiores residenciales, no sólo atiende a la funcionalidad o a la belleza del espacio, sino también a las necesidades, al espíritu y personalidad de quienes habitan en él.